No es ningún secreto que la tipografía puede ser increíblemente poderosa. Las fuentes evocan emociones y sentimientos, consolidan la marca y ayudan a crear diseños llamativos. Pero al igual que cualquier otro elemento del diseño, las tendencias también van y vienen, cambiando a lo largo del tiempo.

Fuentes Geométricas

Las tipografías geométricas siguen creciendo en popularidad. Las formas de letras geométricas están construidas con líneas limpias, rectas y círculos perfectamente redondos. Las fuentes geométricas son claramente modernas y evocan el estilo de la ciencia, la tecnología y la ingeniería. A menudo traen un ambiente futurista a un diseño, pero también una fuente geométrica puede aportar un nivel de sofisticación a cualquier composición. Su claridad las hace especialmente adecuadas para la marcas y logos tipográficos.

Fuentes Manuscritas

En el otro extremo, las fuentes escritas a mano continúan aportando un encanto desenfadado y casual a cada diseño. Tan increíblemente distintas como la escritura a mano de cada persona, cada fuente manuscrita es única. Mientras que las letras a mano han sido claras y limpias en los últimos años, estamos observando un aumento en la tendencia de fuentes con un estilo de pinceladas más casuales, que tienen un poco más de ventaja al aportar directamente al diseño un toque basado en el arte. Podemos esperar verlas proliferar de forma continua en carteles, logotipos y diseño de productos.

Helvética y sus alternativas

¿Alguna vez esta fuente pasará de moda? El debate continúa sobre si el tipo de letra clásico, diseñado por Max Miedinger y Eduard Hoffmann en 1957, es aburrido o simplemente atemporal. Para los que amamos el diseño su popularidad aporta un amplio abanico de fuentes similares que aportan frescura. Estas nuevas tipografías alternativas comparten la claridad de la Helvética original, sin estar manidas en millones de propuestas gráficas. En cualquier caso, la Helvética seguirá siendo una fuente de referencia para todos nosotros.

Copy Strategy:

Map to Success

Desarrollar nuevas ideas y sugerencias inspiradoras trabajando en común con las personas de sus equipos es el camino para romper barreras, generar más clientes potenciales y aumentar sus ventas.

La clave, una metodología de análisis y conocimiento para descubrir nuevos mercados a los que dirigirse con distintas creativas e innovadoras acciones.